Skip to content
Published agosto 12, 2020


-Necesito de toda mi sobriedad para hablarles de algo tan extraño y tan importante como los voladores. La absloluta uniformidad de la egomanía en el mundo demuestra que estamos compelidos a actuar como lo hacemos a causa de los voladores, un tipo de seres inorgánicos que devoran inmediatamente cualquier reflejo de conciencia que no sea el autorreflejo, lo único que nos dejan para que sigamos siéndoles útiles.

Pin en Casaneda

–A cambio de nuestra conciencia, los voladores nos dan la mente. Por eso los brujos afirman que la mente es una estructura ajena instalada en nosotros. A través de la mente los voladores consiguen lo que quieren, es la trampa perfecta. Este es un estado absolutamente serio ante el que cabe alarmarse. Ustedes, como mujeres, tienen algo más, tienen el menos el útero. Pero yo no, yo soy un hombre, y mi mente es la mente de un volador.-

–Poner en nosotros esa mente que ni tan siquiera es nuestra resulta una maniobra perfecta, porque la mente es la que propone y es la que acepta. No hay disensión posible. Y esa mente que no es nuestra trabaja exactamente en contra de que seamos capaces de hallar una solución a nuestro problema. Esa mente que no es suya toma la idea del volador como algo absurdo, algo que no es real simplemente porque estedes no lo han visto. Pero si jamás se han disciplinado para verlo, ¿como se atreven a negar su existencia?

–Sin disciplina sólo cabe el declive. ¡Qué situación esta! Ahí están ustedes, forzadas a tener sexo, forzadas a hacer cosas que en el fondo ni tan siquiera les gustan conducidas por su mente de volador. ¿qué otra cosa podrían hacer? Estos comportamientos surgen de ustedes, pero para los brujos en realidad no son ustedes. Para el brujo ustedes son el ser que va a morir.

–La suma total de las experiencias de tu vida están en otro lugar que no es la mente. Esa suma total es sublime. Tu mente no te pertenece. Si decidieran pensar 24 horas antes de decidirse a decir cualquier cosa se alocarían. Pero aunque sólo sea por un segundo la mente verdadera tomaría posición, y la mente verdadera no es nada que venga impuesto desde fuera.

–Por eso la idea de acumular silencio resulta esencial para los chamanes. Cada persona posee individualmente su propio umbral de silencio, y eso cambia por completo la posición del hombre frente a los voladores. Si ustedes persisten en la lucha, ellos terminarán por dejarles libres.

–Estoy enfermo. Si me rigiera por los parámetros de la socialización, si todavía tuviera la mente de los voladores, iría a un médico.Todos los días viajo a lugares inconcebibles y de tanto brincar me he quedado vacío. La tensión es excesiva para mi, Yo no hago planes; propongo directamente y las cosas llegan o no llegan, y si no llegan, entenderé que se trataba de una opción que no tenía energía.

–Realmente no sé que es lo que ocurrirá si una masa suficiente de personas acometiesen la revolución de desechar su mente de voladores. Ellos están ahí hace dos millones de años o más ¿viviremos siempre bajo la misma egomanía? ¡¡Eso no es natural!!

–Pero los chamanes dicen «nada es definitivo». Es el momento de considerar otras posibilidades distintas a las que nos han dado los voladores. Se trata se un pensamiento «disturbante» que vengo a proponerles.

–Mi hija trae energía de lugares inconcebibles. Es posible esa opción. Estas mujeres, las brujas que les han hablado, querían darles este nuevo punto de vista, esta referencia. No quieren llevarse sus pases mágicos con ellas, desean compartirlos. Los pases mágicos que les dio el Explorador Azul son movimientos de insecto cósmico que causarán increíbles efectos en ustedes. Pero tienen que hacerlos con fuerza. En cuanto a mí, bueno, es posible que tantos viajes me hayan hecho «un poquito extraño». Yo trato de evitarlo, pero no lo consigo demasiado.

–Cualquier cosa que suponga una interrupción del discurrir normal de nuestros pensamientos crea una disonancia cognitiva. 5 millones de años y éxitos están en nuestro cuerpo. Raalmente tenemos muchas más posibilidades que las que creemos tener.

–Nosotros hablamos directamente. No es posible evadirse de algo tan serio. Si algo llegara de fuera con fuerza para balancearnos me quedaría, pero si no, me voy. No es algo que decidamos nosotros, nos lo dice otra fuerza. Si algo no me ayuda ahora, me marcho. Pero quisiera marcharme de otra manera, presentarles esta posibilidad, que no mueran rendidas.

–La mente de los voladores las obliga a compertir unas con otras y ahí se acaba todo. Pero si alguien puede liberarse esas son las mujeres. Paulatinamente irán entrando en otro estado; quizá crean que están en el mismo lugar de siempre, pero ese sentimiento irá perdiendo fuerza poco a poco.

–Taisha Abelar cree que su punto débil es la autocompasión. Florinda Donner piensa que es avariciosa, y Carol Tiggs tiene la idea sobre sí misma de que es un ser indiferente, una misántropa.Pero no es cierto, Ninguna de ellas es así en absoluto. Mi hija sin embargo es diferente. Ella viene de otro lugar. No sé lo que piensa, no es predecible. Yo no pùedo guiarla; por el contrario , tendría que ser ella la que me guiara a mí. No puedo enseñarle, sólo puedo observarla.

–Este es un Universo inestable, en proceso, que fluctúa y se transforma a cada momento. ¿Cómo podemos creer en la palabra de un dios estable, permanente? Eso no es algo congruente, nos ha sido dado externamente.

–Los pases mágicos tienen el intento de servir como unidades. El cuarto movimiento es revolucionario, posibilita el viaje a otro mundo. Los movimientos las endurecen, les dan disciplina, les quitan cinismo.-

–Debemos llegar a la aceptación de que estamos sólos y de que tenemos una conciencia que pueyde ser restaurada. Don Juan lo logró a tal punto que partió. A nosotros nos gustaría hacer lo mismo. Ya vieron a estas mujeres, estas brujas, esa es la idea.

–Actúen. Ahí radica la clave. Los hombres leen libros, discuten, pero no hacen nada, no se aventuran más lejos. Las mujeres sí actúan, no importa su debilidad, ellas actúan, Poro han sido subyugadas por la socialización, por la mente de los voladores.

–No queremos que odien a los hombres, pero tampoco permitan que las devoren. «Dios lo mandó así» ¿Qué mierda es esa? Apelen como mujeres a su órgano complementario y olvídense de revoluciones sociales o políticas. Sólo la revolución bruja es la verdadera revolución. Don Juan era muy claro al respecto cuanto decía: «no puedo mantener acuerdos en los que no he participado. Yo no estaba cuando se firmó el acuerdo de que soy un imbécil, así que no lo acepto». Hacerse consciente es una revolución solitara. Cualquier otro tipo de revolución es absurda.

–No es exactamente que me preocupen los hombres; más bien me entristrecen . Nuestro plan original era desaparecer, pero entonces , en el año 85 u 87 el regreso de Caros Tiggs lo cambió todo. Ella debía permanecer en el otro lado para abrirnos camino. Aquello nunca había ocurrido antes. Desde entonces no tenemos quién nos aconseje salvo el infinito, y estamos haciendo lo que el infinito nos ha dicho que hagamos.


Conferencia de Carlos Castaneda (2ª Parte):

–A ustedes las han exprimido seriamente durante estos días. Pero se necesita desesperación, una sensación de que no hay tiempo que perder, que hay que actuar hoy. Tenemos que conseguir sostener este sentimiento. De lo contrario morirán sin saber lo que es el amor, el verdadero afecto, un cheque en blanco que se da ocurra lo que ocurra. Don Juan me pidió que yo diera un cheque en blanco a estas tres mujéres, sin esperar nunca nada a combio, acaso sin que nunca llegara a saber lo que sienten verdaderamente por mí. ¿Quieres continuar?, me preguntó. ¿Qué otra cosa podía hacer yo?

–La mente de los voladores nos resulta un problema irresoluble porque no es excrutable, ¿Por qué han de ser prisioneras de un hombre, de la mente de un volador, por qué?

–Para librarse de la mente de los voladores se requiere decisión y disciplina. Determinar «yo quiero ser libre» es una decisión muy personal. Nosotros no tenemos el poder, el soporte que tuvieron otros brujos, Sólo podemos esperar su decisión. Como último representante del linaje tengo ante mí una avenida: esperar su decisión.

–Existe algo ahí afuera que va más allá de la mente de los voladores, que dice cómo han de ser las cosas. De lo contrario ellos no tendrían interés en hacer algo así.

–Saber si es posible el cambio es cuestión de energía. La tensegridad les dará los primeros implementos para empezar a acumular energía.

–La tensegridad enfoca la conciencia hacia la fuerza cohesiva que nos mantiene juntos, quizá la misma fuerza que mantiene unidas a las estrellas, una fuerza que no puede ser inducida por los voladores.

–Miren a estas brujas, tan radiantes, mientras yo estoy hecho una piltrafa porque tengo que utilizar la totalidad de mi cuerpo para hacer lo mismo que ellas hacen con su vientre en un segundo. Es una ventaja intensa la suya. El hombre llega al mismo sitio, pero sólo a base de constancia.

–Limpien la basura, quiten el polvo y brillen, para que pueda conducirlas a posibilidades infinitas de interpretacion. Si se niegan a esto están suicidándose. Yo no estoy aquí como hombre porque ya no lo soy. Simplemente puedo actuar como consejero,en este mundo femenino no puedo hacer nada más. Tómenme como un asesor.

–Las sacudidas de otros mundos son brutales. En ellos sólo se puede actuar. He visto a los voladores como sombras rápidas y negras deslizándose entra la gente y esa es una visión que me hace estremecer.

–Intentar no tiene nada que ver con desear, Si deseas algo llega un pensamiento competitivo que lo borra. Por el contrario intentar es crear en ese momento, es algo activo. La quietud del brujo es poderosa. No hay en él nada competitivo, sólo existe » eso» y semejante estado resulta terriblemente poderoso. Tiene efecto sobre la materia, en el cuerpo.-

–Los movimientos que les han enseñado no son para los hombres.Están destinados a los ovarios. Traten de repetirlos con el mismo estado que les dieron aquí las brujas. Unan pensamiento y memoria quinestésica. Esa es una mezcla estupenda.

–La disciplina es un esfuerzo que uno trata de llamar para poder alcanzar un propósito, por ejemplo para sostener su interés en la Recapitulación. Se necesita mucha energía para lograrlo, pero hay que hacerlo si uno quiere escapar de la mente de los voladores. Esa es la libertad. Obesas, enojadas, ¡ésas no son ustedes!

–La invitación es que sean peleadoras. Miren a estas tres brujas, no son grandes en absoluto, pero lo parecen.

–Deliberadamente , los voladores alejan nuestro cuerpo energético de nosotros desde el momento del nacimiento. Si fuéramos dueños de nuestro cuerpo energético, la maniobra de los voladores sería rechazada inmediatamente.

–Sólo el esfuerzo sostenido atrae al cuerpo energético. Es cierto que algunos de nosotros tienen una cierta facilidad innata para la empresa, pero otros lo consiguen por su puro esfuerzo. Yo pertenezco al segundo grupo.

–Sin cuerpo energético, no puede entenderse a los brujos.

–Con nuestro trabajo podemos asustar a los voladores. Aún así ellos harán un último esfuerzo por retenernos, por atraparnos de nuevo. Así ocurrió con las chacmoles. Nosotros teníamos esta unidad, los chacmoles. Los voladores se las tragaron en un instante y en apenas un día ellas eran nuevamente tan egomaniáticas como cualquiera. Bajaron su guardia por un instante mínimo y los voladores no desperdiciaron la ocasión . Mantener este esfuerzo no es una batallita, es una batalla inconcebible. Dos de ellas son tan fuertes que ya se recompusieron; la otra va pasito a pasito, su cuerpo energértico todavía tiembla, pero ahí va.

–Esta batalla inconcebible nos mantiene jóvenes. No conoczo otras disciplinas válidas para este propósito, lo único que he conocido son mercachifles de dios. ¿Conocen ustedes algún otro camino posible? En ese caso díganme cuál es, pero si ese camino pasa por la sumisión a un hombre, entonces olvídenlo.

–Si luchan contra la importancia personal podrán usar eso para la batalla. Alocarnos nos lleva a morir como egomaniáticos, morir como vegetales. La mente de los voladores quiere que ustedes crean que sólo existe esa forma de morir.

–Los hombres se quejan con una razón. Ustedes no, sus quejas no les pertenecen, no son propias de su naturaleza femenina. Ustedes, como mujeres, son capaces de hacer cualquier cosa, y también de negar cualquier cosa, de quedarse clavadas en el status y dejar que prime la mente voladora. Pero ustedes, mujeres, son la humanidad, pueden hacer algo por ella.

–La paz entendida como sobriedad está dentro de uno. Afuera sólo hay batalla; de otro modo no habría inteligencia. La inteligencia sólo surge de la presión. ¿Qué promesa es esa que los voladores nos hacen de paz en el universo? Ahí afuera sólo hay pelea.

–Tengan en cuenta la unidades que les hemos dado para intentar salir de esta situacion . Si un brujo abre otra puerta, tómenla. Para eso se necesita de un espíritu aventurero. De otro modo sólo saldrán de aquí con los pies por delante. ¡Váyanse con hijos y todo, pero escapen!

Be First to Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
Abrir chat
¡Hola!
¿En qué puedo ayudarte?...
Powered by